¿Qué significa 7 veces menos?

2 diciembre 2009 at 18:40

Hoy me detuve en un detalle que ha estado por meses (quizá años) a la vista en el baño de mi casa, un envase de “Gel Modelador” de una conocida marca que afirma reducir en 7 veces la caída del cabello (bajo las condiciones que aparecen explicadas en el reverso del envase) y me pregunto: ¿Qué siginifica 7 veces menos?

7 veces menos caída!!

Ante tal dilema me apresuré en consultar a mi familia, recibiendo confusas respuestas… Me dijeron que quizás quiere decir que si antes se caían 10 pelos, ahora se caen 7 menos (o sea 3) pero para mí eso significa que hay 0,7 veces menos caída, no 7.

Luego pensé por mí mismo… Primero me dije que 7 veces menos caída querría decir que si antes se caían 10 pelos, entonces ahora debieran crecer 70, pero el sentido común dice que si uno es el fabricante y ese es el efecto, obviamente es mejor promocionar que el producto revierte en 7 veces la caída… Fue en ese instante en que pensé que si se reduce 7 veces, entonces deberían crecer 60 pelos y no 70 porque 10 compensan la caída que había antes!!

Allí comencé a desesperarme, no podía dar con una respuesta lógica. Llegué a sentirme un total incompetente, ni siquiera los 6 años que llevo en la escuela de ingeniería me ayudaron a dar con una respuesta a algo que parece muy sencillo!

Luego reafirmé mi autoestima y comencé a pensar que podría tratarse de publicidad engañosa, lo cual sería bastante feo… Pero de ser así por qué 7 veces?? podrían haber dicho 6 u 8 y hubiera sido igual no? total nadie hubiera sabido con certeza qué significa :-S…

En un acto de desesperación escribo en este blog, le pido a usted estimado lector/a que me ayude a resolver esta duda existencial, los comentarios son bienvenidos y espero que no tenga pesadillas con este tema como yo…

Perdiendo el Tiempo

13 agosto 2009 at 22:03

Es la noche de un día jueves. No estoy cansado pues no es mucho lo que he hecho durante el día. Intento seguir una rutina que ya no es rutinaria, rutina que ha sido interrumpida abruptamente creando incertidumbre. En cierta forma se está cambiando de paradigma mientras lentamente el foco de atención se mueve y se amplía, buscando dejar atrás el míope comportamiento del cazador que persigue sólo un objetivo, en él se concentra y olvida al resto del mundo.

La noche igualmente luce como cualquier otra, afuera está oscuro pero ese dato no es relevante. Sólo se trata de algunas horas en que el sol no ilumina pero inevitablemente mañana volverá a salir, y cada vez por más tiempo como suele ocurrir en esta época del año. El mundo sigue ejecutando sin parar sus infinitos threads mientras hay uno que pierde el tiempo… Pensándolo bien, deben ser muchos los que pierden el tiempo también. Pero perder el tiempo es tan terrible como solemos ponerlo? yo creo que no… o mejor dicho, a veces creemos que perdemos el tiempo sin darnos cuenta de que no lo estamos perdiendo realmente. Por ejemplo, yo estoy “perdiendo” mi tiempo escribiendo esto pero si usted está leyendo estas palabras entonces no lo perdí realmente.

No busco construir una ironía para un concurso ni incursionar en áreas a las que aún no pertenezco, sólo dejar registro de que se está en este momento en una “pérdida” de tiempo que no es tal. A veces es necesario ponerse a “perder” el tiempo para que los objetivos comiencen a fluir como ha sucedido en este caso.
Porque lo más difícil de hacer algo siempre es comenzar, no he perdido mi tiempo al escribir esta entrada del blog aunque no tenga encanto alguno.

Finalmente, si no le ha gustado este post lamento informarle que ha perdido su tiempo 😛

Saludos!

Esforzarse por evitar el esfuerzo es un gran esfuerzo

12 mayo 2007 at 23:01

Esto es una característica natural de todos los seres humanos y de los animales en general, buscamos la manera más fácil de lograr nuestros objetivos con el menor gasto de energía posible, esto ayuda mucho en la vida y en la evolución pues no seríamos lo que somos sin este instinto, los obreros no tendrían problemas en realizar tareas repetitivas y tediosas para construir algo en una fábrica o quizás ni siquiera se hubiera presentado la necesidad de construir esas cosas, seríamos muy atrasados pues no buscaríamos soluciones eficientes para resolver problemas ya resueltos. Lo que nos hace diferentes de un perro que persigue su propia cola indefinidamente es la inteligencia que nos ayuda a buscar maneras más elaboradas de solucionar la vida. El problema es que muchas veces hacemos caso omiso a nuestra inteligencia, nos guiamos por esta flojera innata y terminamos persiguiendo nuestra propia cola.

Reacción en cadena

28 octubre 2006 at 22:48

Una reacción en cadena ocurre cuando un suceso detona otro el cual a su vez provoca que uno nuevo ocurra y así sucesivamente, las reacciones en cadena son muy numerosas y de diferentes connotaciones, desde la descomposición del uranio por el choque de un neutrón que a su vez libera más neutrones para descomponer más átomos y crear una gran explosión hasta la propagación de enfermedades contagiosas, el famoso “efecto dominó”, etc. Las reacciones en cadena también ocurren con las personas, cuando alguien está de mal humor y trata horriblemente a otro que a su vez se enoja también y contagia esa rabia al que se le cruce, pero la reacción en cadena que motiva este texto no es ninguna de las mencionadas antes, no crea explosiones, ni enferma a la gente, ni hace miserables nuestros días, al contrario, es el tipo de reacción en cadena que nos hace falta como sociedad y a todos como personas, es exactamente la reacción contraria a la que genera una persona amargada que grita e insulta a todo el mundo: es la acción de entregar un gesto de consideración que aunque uno lo haga sin esperar nada a cambio, lo gratifica instantáneamente y puede dejar la semilla en la otra persona para que repita esa acción, contribuyendo a alegrar o a hacer más grato un momento a otra persona.