No lo lea, no es importante

30 septiembre 2015 at 7:03

No lo lea, no es importante. Así se titulaba una publicación que leí hace tiempo y pretendía todo lo contrario… No es mi caso, esto de verdad no es importante, no deseo quejarme de la vida o de la gente, tampoco hacer reflexiones elaboradas o intentar enseñar algo. Sólo vagar por sinuosos caminos, absolutamente fuera del recipiente como una manera de decir “Estoy Vivo” e intentar sincronizar este abandonado espacio con su autor.

Cual Pizza con Orégano, podría referenciar antiguos Charquicanes con Huevo u otros detalles tomados de diferentes partes que de todas maneras no serían eficaces porque ni sus propios autores captarían la referencia (ya me pasó una vez).

Claro, es que el cerebro está programado para buscar patrones pero siempre dentro de algo esperado, de ahí el típico video de los tipos jugando basketball en que tienes que contar no se qué y no te das cuenta de que un gorila pasa detrás. Pero bueh, la pizza ya se enfrió, eso fue el 2007 así que a estas alturas debe estar muy mala, como la canción de Guaripolo.

Tampoco es viernes en la noche ni hay un motivo para crear una atmósfera particular, es la situación más mundana posible: 7:50AM de un día miércoles justo antes de comenzar el trabajo.

Así que sin atmósfera especial intento irme por las ramas aún peladas luego de un invierno extraño y confuso meteorológicamente. Ahora ya es primavera, los arbolitos están un poco confundidos pero iniciando sus brotes… Bueno, depende del árbol porque más de alguno está lleno de flores hace rato, pero mientras caminaba para acá por el parque noté muchos que aún tenían las ramitas peladas, cosa que resulta en un deleite a mi vista al contrastarse con el cielo azul. Sí, parece algo mundano pero luego de varios años de usar lentes y ver borroso, el captar esas delgadas ramitas ultra enfocadas me hace feliz.

Y luego de hablar de árboles que buscan cierto tipo de equilibrio como un barquito que flota, me despido respondiendo a la curiosidad del niño en “La Gallina Dijo Eureka”:

“Todo cuerpo que se sumerge experimenta un empuje de abajo hacia arriba igual al peso del volumen del líquido desalojado!!! Es el principio de Arquímides ese que cuando lo descubrió dijo Eureka!!”

Pero recuerden niños, las gallinitas no hablan.