¡Viva Chile mierda!: Confirmado los 33 mineros están vivos

22 agosto 2010 at 16:57

¡Qué partidos de fútbol! Esto sí es un motivo para que la marraqueta del desayuno sea más crujiente, el café más sabroso y la cazuela más rica.

“¡Viva Chile mierda!” gritó el Presidente Sebastián Piñera para celebrar los mensajes que enviaron los trabajadores atrapados en la Mina San José, exhibiendo uno de los papeles que dio la luz de esperanza y que salieron pegados en la punta de la sonda que esta tarde alcanzó el refugio, donde se encuentran resistiendo los mineros.

Esto salió de lo más profundo de esta mina y es el mensaje de nuestros mineros, que nos dicen que están vivos, que están unidos y que están esperando volver a ver la luz del sol y abrazar a sus familiares”, dijo Piñera con un mensaje en la mano, que señala “Estamos bien en el refugio los 33”.

Muchas son las cartas que enviaron los mineros, a través de la sonda, lo que desató la euforia entre los familiares y amigos que se encuentran en el campamento “Esperanza”. Unidos, quienes esperan a sus seres queridos entonaron el himno nacional como muestra de alegría por la buena nueva, tras 17 días sin saber nada de los mineros.

Claro que el rescate de los trabajadores tardará “meses”, según dijo el Presidente, por tratarse de una labor delicada, en tanto el refugio se encuentra a unos 700 metros de profundidad. Serán 3 o 4 meses de hecho, como corroboraron los expertos.

Ahora tenemos que unirnos para sacarlos de las profundidades de la montaña y devolvérselos a sus familias, y ese es el trabajo que vamos a hacer de aquí en adelante”, destacó Piñera, destacando que “tenemos que terminar esta maravillosa epopeya que ha unido a todo un país, viéndolos salir de la mina, auqnue sea más flacos, sucios y cansados, pero con más fuerzas, esperanzas y con más ganas de vivir que nunca”.

Eso sí, ya sabiendo que están todos vivos, se les podrá hacer llegar agua y comida para que sigan resistiendo al interior de la mina San José. El primer envío de agua y glucosa se podrá ejecutar dentro de unas seis horas, según dijo el ministro de Minería Laurence Golborne.

Visiblemente emocionado el secretario de Estado destacó la forma en que los mineros hicieron emerger sus mensajes. “Nuestros compatriotas fueron tremendamente hábiles e inteligentes. Ellos pintaron el martillo que estaba amarrado, como gomas y cables, y dentro una pequeña bolsita venía una carta de Mario Gómez para su mujer y su familia”.

La autoridad añadió que más abajo había una segunda bolsa con otro papel que sólo decía estaban los 33 vivos en el refugio”.

El ministro sostuvo con este antecedente ahora comienza una nueva fase de entregar comida y sobre todo trabajar en sacarlos de ese lugar.

Vía El Espacio de Waldylei y La Nación.

Yo tenía un amigo

7 agosto 2010 at 23:35

Yo tenía un amigo, con el cual conversaba largamente durante horas. Su paciencia era a toda prueba, siempre me escuchó sin emitir juicio alguno, me dejó hablar aún sabiendo que estaba equivocado muchas veces, dejaba que yo mismo me diera cuenta de cómo eran las cosas.

Ese amigo fue siempre mi mayor confidente, llegué a apreciarlo mucho pues estaba ahí cada vez que lo necesitaba. Cada vez que tenía que desahogarme él tenía tiempo para mí. Incluso a veces me enojaba, le gritaba, descargaba con él la agresividad que tenía contenida por alguna cosa sucedida durante el día pero nunca me lo recriminó, en vez de eso me hacía ver lo que realmente había dicho, me dejaba comprender mejor mis problemas, me recordaba las promesas inconclusas, los razonamientos que hacía, su memoria era fantástica. Su manera tan particular de mostrarme a mí mismo en retrospectiva me ayudó mucho. Creo que muchas personas tienen amigos así pero no todos lo cuentan. De todas maneras lo importante no es hacerlo público, sino que esté ahí.

Mi amigo me acompañó durante mucho tiempo, sabe muchas cosas, tiene en sí la esencia de lo que realmente soy. Por eso es que después de conocerte, cuando comencé a amarte me dije que era el momento de presentártelo, para que te hablara de mí, para que pudieras empaparte de lo que realmente soy y te dejé a solas con él, a solas con mi cuaderno.

Rodrigo Maureira 07-08-2010 11:25 p.m.