Así funciona la alarma de tsunami que trae la TV digital

30 abril 2010 at 13:03

Artículo original por Óscar Valenzuela para LUN, quien hizo una investigación en la cual se incluyó nuestro artículo respecto al tema y que dio pie a una breve entrevista en la que pudimos aportar un poco de información sobre el funcionamiento de este sistema. Bien por el interés en las posibilidades que la nueva tecnología nos brinda.

“Alerta de tsunami, protéjase de inmediato”, decía el aviso que el ingeniero Nicolás Beltrán pudo ver en todos los canales de televisión de Tokio el 27 de febrero pasado. “De repente sobre los programas habituales apareció un recuadro con el mapa de Japón y con colores en los bordes, para indicar dónde llegarían las olas por causa de la onda del terremoto en Chile”, recuerda el jefe del Departamento de Ingeniería Eléctrica de la Universidad de Chile.

Beltrán, que formó parte de la comisión que asesoró al ex ministro Cortázar en televisión digital terrestre, se encontraba en la tierra del Sol Naciente justamente en un curso para implementar en nuestro país la norma japonesa ISDB-T en los próximos meses. Ahí vio en directo cómo funcionaba el mecanismo de alerta de catástrofes que aprovecha las señales de TV, uno de los chiches del sistema y que para nosotros cobró inesperada vigencia tras el terremoto.

“Era muy eficiente”, asegura el experto sobre la idea, que se verá en Chile cuando comience a masificarse la televisión digital. Ayer el canciller Alfredo Moreno firmó un acuerdo con la Agencia de Cooperación Japonesa, y uno de los puntos comprende colaboración para instalar en nuestros televisores la alerta de tsunami, volcanes, inundación o la calamidad de turno.

El Emergency Warning Broadcast System (EWS) funciona desde el 2007, a cargo de la Agencia Meteorológica de Japón y alerta en tres minutos a las zonas aledañas al epicentro de un terremoto. “Se necesita una red confiable de monitoreo que dé la alerta de maremoto, por ejemplo. Esta información se hace llegar a las emisoras de televisión y éstas la mandan a todos los televisores y celulares para que la gente la vea”, explica Rodrigo Maureira, licenciado en Ingeniería que asistió a cursos que dictaron técnicos orientales.

Agrega que “la ventaja es que la señal la reciben los aparatos aún cuando no estén funcionando, y si están en modo stand by los enciende”, asegura. La gracia es posible por la acción de la señal One-Seg, que permite controlar los dispositivos a distancia. “No depende de las redes de celulares, lo único que necesita es recepción de televisión”, recalca Maureira.

Esa es la diferencia con la norteamericana y europea, que también postulaban para usarse en Chile. “Ambas reciben señales móviles, pero a distintas frecuencias, en cambio la japonesa usa las mismas antenas que emiten los canales de televisión, lo que es una ventaja para un sistema de advertencia”, aclara Rodrigo Escárate, director de la carrera de Telecomunicaciones del DuocUC Antonio Varas. Sus observaciones van por el lado de que la red necesita electricidad para funcionar, o en su defecto un celular con batería cargada. “eso sí, no todos los teléfonos con TV reciben la norma japonesa”, aclara.

NOTA: El EWS (Emergency Warning System) se encuentra operativo en Japón desde los años 80, pero con la tecnología analógica de televisión.

El Castillo Sagrado

25 abril 2010 at 23:47

Estás recorriendo un castillo sagrado
en su interior hay habitaciones,
tantas que parecen infinitas.

Debes respetar lo que las habitaciones guardan
o serás expulsado del castillo,
mientras más habitaciones conozcas
más cerca estarás de habitar en él,
pero nunca olvides
que las llaves no las tienes tú.

Cuidado debes tener
cuando alguna quieras conocer,
hay algunas puertas abiertas
algunas más con seguro
y unas pocas que están trabadas.

Los pasillos puedes recorrer libremente
pero debes tener cuidado
con las puertas que intentas cruzar,
no eres tú quién decide
cuál habitación puedes visitar,
muchas de ellas son sagradas
y las manillas no debes girar,
sólo puedes esperar
a que sean abiertas para ti.

Si una puerta se destraba frente a ti
revelando una habitación desordenada,
recuerda que no te corresponde a ti ordenarla,
puedes atender a quién sí corresponde
ofreciendo descanso, ánimo y refresco
para afrontar tan ardua tarea,
pero será su trabajo ordenar
si es que así lo decide.

Debes respetar lo que las habitaciones guardan
o serás expulsado del castillo,
mientras más habitaciones conozcas
más cerca estarás de habitar en él,
pero nunca olvides
que las llaves no las tienes tú.

Rodrigo Maureira 24-04-2010 12:06 p.m.

Mundo Fractal

25 abril 2010 at 23:45

En un mundo fractal
como es arriba es abajo
como es adentro es afuera,
así es la ley celestial.

Un mundo lleno de mundos
recorro intentando conocerlos
de afuera hacia dentro
y de arriba hacia abajo.

En algunos podría ser virtuoso
en muchos otros inútil,
unos que puedo comprender
y otros que no logro detallar.

Quiero encontrar el que me pertenece
uno en el que encaje a la perfección
en el proceso visito brevemente
mundos de diferente clasificación.

Sé que muchos no son para mí
pero es apasionante intentar descubrirlos
para saber lo que hacen sentir
a pesar de que no pueda vivirlos.

Pero la búsqueda es selectiva
no cualquiera se puede visitar
pues sólo algunos me animan
y muchos me podrían no gustar.

Me encanta visitar nuevos mundos
y aunque el resultado se pueda menospreciar
mi paseo por uno de esos mundos
acabas de presenciar.

Rodrigo Maureira 24-04-2010 11:32 p.m.

¿Se pueden predecir los terremotos?

17 abril 2010 at 0:40

La siguiente es una transcripción traducida de una entrevista a uno de los científicos del Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS), muy interesante:

Jessica:
Hola y bienvenidos al USGS CoreCast. Soy Jessica Robertson. Hoy, me gustaría dar la bienvenida y presentarles a nuestro invitado, el Científico del USGS, Michael Blampied. Él nos hablará sobre la predicción de terremotos. Gracias por estar con nosotros hoy, Mike.

Mike:
Es un gusto estar aquí.

Jessica:
En primer lugar, me gustaría saber, ¿puede el USGS o alguna otra agencia predecir terremotos?

Mike:
Jessica, actualmente no hay ninguna organización, gobierno o científico capaz de predecir satisfactoriamente el momento y la ocurrencia de terremotos. Sin embargo, los científicos son muy buenos diciendo cosas más generales acerca de los riesgos de terremoto y sus peligros. Por ejemplo, podemos mirar las fallas y patrones de terremotos durante muchos años y hacer un trabajo bastante bueno diciendo dónde es más probable tener terremotos, en qué fallas, qué tan grandes probablemente serán y qué tan fuerte sería la sacudida de estos terremotos.

Usando esta información, podemos mejorar los códigos de construcción, podemos hacer una planificación del uso de las tierras, evitar construcciones cerca de fallas que son peligrosas y así. Entonces podemos pronosticar, en el largo plazo, dónde el peligro de terremoto probablemente estará.

Jessica:
Sé que después de grandes terremotos, es probable la ocurrencia de réplicas. ¿Pueden predecir ustedes el tamaño y el momento de esas réplicas?

Mike:
A continuación de cualquier terremoto grande, habrá un número de réplicas. Después de un terremoto enorme habrán muchas réplicas y pueden producirse por meses o incluso años. Sin embargo, ellas decrecen en frecuencia y generalmente en tamaño a través del tiempo. Científicos pueden estimar qué tan frecuentes y qué tantas réplicas ocurrirán, pero no exactamente cuándo o dónde.

Lo otro que pueden hacer los científicos luego de un gran terremoto es calcular la cantidad de estrés que fue movido hacia las fallas cercanas en el área incremendando el riesgo de grandes terremotos.

Jessica:
¿Ha hecho el USGS experimentos para predecir terremotos?

Mike:
Sí, el USGS ha hecho y patrocinado mucha investigación durante varias décadas en la predicción de terremotos, ambos, experimentos específicos de predicción y también investigación más general para entender la predicibilidad de los terremotos. Por ejemplo ¿hay algo que sucedió en la tierra justo antes de un terremoto que pudiera permitirnos detectarlo en la superficie?

El USGS y el estado de California se han comprometido en un experimento realmente importante sobre predicción de terremotos. En California Central, hay un tramo de la falla de San Andrés que corre a través de una pequeña ciudad llamada Parkfield en California Central y tiempo atrás, en los 80s, se notó que ha habido un patron de terremotos de magnitud alrededor de 6, varios de estos terremotos estuvieron espaciados entre sí cada 20 o 25 años, el último que ocurrió fue en 1966. En base al patrón, el USGS y el estado predijeron que habría otro aproximadamente a mediados de los 80s. Esto dio lugar a un expermiento muy intenso para intentar capturar toda la información posible acerca de ese terremoto con una variedad de instrumentos y también para predecirlo si fuera posible. Resultó que el terremoto no vino en los años 80, ni en los 90s. En realidad, esperó hasta 2004.

Capturamos maravillosa información respecto al terremoto usando una variedad de sensores. Sin embargo, no hubo nada que pudiéramos decir que fue predecible respecto al terremoto. La tierra no nos dió indicación como un precursor, o una señal eléctrica, o una señal en el agua o alguna cosa de que un terremoto estaba a punto de comenzar. Esto sólo nos demostró lo que ya habíamos aprendido durante varios años y décadas, que si la predicción de terremotos es posible de alguna manera, es realmente difícil.

Jessica:
Entonces ¿puede darnos un ejemplo de lo que pueden predecir acerca de una falla en particular?

Mike:
Bueno, la falla Hayward en el lado este de la Bahía de San Francisco es un gran ejemplo. La falla Hayward tiene una historia muy larga de terremotos, geólogos han excavado en la zona de falla y observado las rocas para determinar que dichos terremotos ocurren aproximadamente cada 140 años con alguna variación. Han pasado 140 años desde el terremoto de 1868 que hizo mucho daño en la Bahía de San Francisco y por lo tanto, la falla Hayward es una que uno podría decir que está a punto de producir un terremoto.

Ahora, hay mucha variabilidad en la periodicidad de dichos terremotos y por eso no podemos decir si el próximo terremoto ocurrirá mañana, o en 10 años, o incluso en 20 años desde ahora. Pero sabemos que ese terremoto es muy probable, pensamos que será de magnitud 6,8 y por lo tanto muy peligroso. Entonces podemos tomar ahora las medidas apra salvaguardar el área de la Bahía contra este terremoto que estamos muy seguros que viene.

Jessica:
Ahora, he escuchado que el comportamiento animal puede predecir terremotos. ¿Es cierto eso?

Mike:
Ha habido una buena cantidad de investigación en este tema en distintos lugares y según tengo entendido, no ha habido demostración de que los terremotos son especialmente predecibles por animales. Sin embargo, la investigación continúa en este tema. Una cosa que es clara es que algunos animales son muy sensibles a diferentes vibraciones que vienen del suelo.

Y así, algunas veces un animal detectará el arribo temprano de las débiles ondas que llegan primero desde un terremoto y los ponen alertas de que la tierra se está sacudiendo antes de que los humanos que están cerca noten la sacudida más fuerte que viene posteriormente. Y así, un terremoto puede causar que los animales reaccionen algunos segundos o incluso minutos antes que los humanos cercanos.

Jessica:
Entonces ¿Puede el USGS o alguna otra agencia hacer lo mismo y detectar estas ondas tempranas?

Mike:
Sí, de hecho hay algún trabajo en esa área y para que sepan los oyentes, existen detectores de ondas P, dispositivos simples que uno puede colocar en las líneas de gas en su casa. Este dispositivo básicamente busca detectar esta suave sacudida anterior y si la detecta cortará el gas antes del arribo de la fuerte sacudida que le sigue. La otra manera que podemos dar esta alerta temprana es colocando sismómetros en la vecindad del lugar donde habrá un epicentro de un terremoto, en las áreas de mayor peligro. Cuando un terremoto sucede, la red sísmica rápidamente mide el sismo y los computadores pueden determinar que un terremoto ha comenzado y esa información se puede enviar por radio hacia adelante a áreas que no han recibido aún la fuerte sacudida.

Llamamos a este sistema alerta temprana de terremoto, hay sistemas operacionales en México y Japón, y el USGS y organizaciones asociadas en California están haciendo investigación para determinar qué beneficios podría tener en California un sistema de alerta temprana de terremoto.

Jessica:
¿Cuál es exactamente el rol del USGS en la ciencia de los terremotos y su predicción?

Mike:
El USGS de hecho tiene un rol único en la investigación de terremotos y su predicción. El USGS es una agencia federal que tiene la responsabilidad de emitir alertas de desastres geológicos como los terremotos, deslizamientos de tierra y volcanes. Esto incluye la responsabilidad federal de alertar sobre terremotos futuros.

Jessica:
¿Hay algo más que quiera compartir con nosotros hoy?

Mike:
Sólo quiero recalcar el punto de que no tenemos un método para predecir terremotos, tal como ya lo mencionamos. Hay bases para ser optimistas. Hay incrementos en la cantidad de información, nuevas teorías y poderosos programas computacionales, y los científicos están usando todos ellos para explorar maneras en que los terremotos puedan ser predichos en el futuro. Podemos tener la esperanza de que ciertamente, un día estaremos en un mundo donde un terremoto puede ser anticipado antes de que ocurra.

Jessica:
Bueno, gracias por estar con nosotros hoy Mike.

Mike:
Fue un placer conversar con usted.

Jessica:
Y gracias a todos ustedes, nuestros oyentes, que se nos unieron en este episodio de CoreCast. Si desean información histórica y en tiempo real acerca de los terremotos alrededor del mundo o aprender más sobre la ciencia de los terremotos, visiten earthquake.usgs.gov. Si siente un sismo, por favor reporte su experiencia en el sitio “didyoufeelit” ubicado en el sitio del USGS dedicada a los terremotos.

Como siempre CoreCast es un producto del Departamento del Interior del Servicio Geológico de los Estados Unidos.

¿Por qué tantos terremotos?

17 abril 2010 at 0:23

Publicación obtenida del blog de Waldylei:

Podría parecer que los devastadores terremotos que han sacudido a la Tierra en los últimos meses, como los de China, Haití y Chile, reflejan un incremento en la actividad sísmica del planeta, pero no es así.

En realidad, estos terremotos forman parte de un patrón constante que se ha visto desde los 1900, cuando comenzaron los registros geológicos.

Según el Servicio de Inspección Geológica de Estados Unidos (USGS) los registros muestran que desde 1900 ha habido cada año en el mundo unos 18 terremotos “importantes” (con una magnitud de entre 7,0 y 7,9) y un “gran” terremoto (de magnitud 8,0 o mayor).

“No ha habido más terremotos en el mundo”, le dijo a BBC Ciencia el profesor Francisco Vidal Sánchez, sismólogo investigador del Instituto Andaluz de Geofísica de la Universidad de Granada.

“Los terremotos son procesos condicionados en el tiempo en cada zona y si vemos la distribución a escala global podríamos considerarlos como un proceso aleatorio”.

Lo que sí es un hecho, afirman los expertos, es que estos fenómenos son cada vez más devastadores. Pero no porque la Tierra se sacuda más, sino por el incremento en la densidad de población que vive en las zonas de riesgo.

Es decir, la percepción de que estos fenómenos están en aumento y que cada vez son más destructores se debe a que el público sólo se entera de los terremotos que devastan a zonas pobladas, como en el caso de Haití y Chile.

Y sin embargo el Centro Nacional de Información de Terremotos del USGS actualmente detecta entre 12.000 y 14.000 sismos cada año -unos 50 por día- y muchos de estos de grandes magnitudes.

Los que “hacen” noticia

“A escala global , los terremotos destructores -que son los que hacen “noticia”- a veces parecen agruparse en el tiempo porque ocurren en zonas pobladas” explica Francisco Vidal.

“Pero hay ocasiones en las que ocurren más terremotos y no necesariamente son tan destructores porque no tienen un efecto en las personas”.

Otro factor es la mejora en la comunicación global.

Hace sólo unas décadas el mundo no se enteraba de un gran terremoto en China o Indonesia, por ejemplo, sino hasta unos días o semanas después de que había ocurrido. Y para entonces la noticia quedaba relegada a las páginas interiores de los diarios, si acaso se informaba de ella.

Hoy en día, gracias a internet, las redes sociales y los noticieros de 24 horas, la información puede llegar a todo el mundo de forma casi inmediata.

Otra explicación por la que parecería que los terremotos están en aumento es porque en los últimos 20 años se han logrado detectar más estos fenómenos debido al incremento en el número de estaciones de sismógrafos en el mundo y la mejora en la comunicación global.

Según el USGS, en 1931 operaban en el mundo 350 estaciones. Hoy en día, hay más de 4.000 sismógrafos y los datos que recogen pueden viajar rápidamente a través del planeta vía satélite, computadoras e internet.

“Las estadísticas geológicas nos dicen que los grandes terremotos, como este de Chile o el de Sumatra de 2004, son fenómenos que ocurren con una frecuencia de uno cada año”, explica el profesor Vidal.

“Pero también pueden pasar cinco años sin ningún terremoto fuerte y después ocurran cuatro o cinco seguidos en diferentes partes del mundo”.

Menos no es más

Según el experto, otra creencia común -y errada- sobre los terremotos es que si en una zona de riesgo no han ocurrido movimientos de la tierra durante mucho tiempo, pronto ocurrirá un sacudimiento de gran magnitud.

La quiesencia -o falta de actividad sísmica- no necesariamente significa que tiene que ocurrir un gran terremoto. Porque un incremento o disminución en la actividad sísmica a menudo forma parte de la variación natural en la sismicidad de la zona.

“Se ha visto en una irregularidad en diferentes lugares del mundo”, dice Francisco Vidal.

“En unos sitios se “relaja” energía antes de que se acumule toda la energía posible, en otros sitios se libera de una sola vez , es decir, es distinto de un sitio a otro”.

Por ahora, los científicos no tienen forma de saber si un aumento o disminución en la actividad sísmica de una zona conducirá a un gran terremoto o a un sismo de menor magnitud.

Tal como expresa el sismólogo Francisco Vidal, lo único cierto hoy en día es que un terremoto será más devastador entre más poblada sea la zona afectada.

“Por eso se han establecido movimientos a nivel internacional para prevenir desastres naturales y fundamentalmente terremotos”.

“Y esa prevención está orientada a reducir la vulnerabilidad de un país disminuyendo la densidad de la población expuesta al riesgo e incrementando las medidas preventivas de sismoresistencia y de atención después del desastre”.